Close

19 julio, 2018

Receta de Salsa Picante Mexicana

Uf hace cuanto no subimos una receta a nuestro amado blog! Hoy nos reivindicamos trayéndoles esta receta de salsa picante mexicana. Pensada para acompañar unos riquísimos tacos, esta salsa picante mexicana puede adaptarse a muchas otras comidas. Es sólo cuestión de usar la imaginación.

Por supuesto que nuestra receta de salsa picante mexicana lleva jalapeños, y si bien en algunos lugares son fáciles de conseguir, en otros podes recurrir a los jalapeños en conserva.

Ingredientes

  • 3 tomates
  • 1/2 chile jalapeño
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Cucharada de Vinagre
  • Opcional: Cilantro a gusto

Procedimiento

  1. Lavamos el chile y lo cortamos. Podemos usar más de 1/2 chile si nos gusta bien picante, pero recomiendo preparar la salsa y rectificar sabores. De esta manera evitamos arrepentirnos de haber hecho una salsa demasiado picante.
  2. Lavamos y cortamos los tomates. También el ajo y la cebolla. Reservamos.
  3. Si deseamos ponerle cilantro, lo lavamos y lo picamos.
  4. Ponemos todos nuestros ingredientes en la licuadora por un minuto.
  5. Salamos nuestra preparación.
  6. Pasamos a una cacerola a fuego medio y lo dejamos hervir dos minutos. Le agregamos la cucharada de vinagre y apagamos el fuego.
  7. Se puede consumir caliente o fría, en tacos, sopas o para acompañar nachos. En frasco cerrado en la heladera dura una semana.

Variaciones

  • Podemos utilizar cebolla morada y/o cebolla de verdeo para un sabor algo distinto.
  • Probar otras hierbas aromáticas, pero nunca olvidarse de la sal.
  • El jugo de lima y la pimienta le quedan muy bien a este receta de salsa picante mexicana.
  • Si incorporamos el chile chipotle a nuestra receta tendremos una salsa con sabor marcadamente ahumado, con cierto dulzor y por supuesto, picante.

Importante

Los ajís picantes son como su nombre lo indica, picantes. Pero no solo a la hora de comerlos, sino que también al contacto con piel lastimada, ojos, nariz, comisura de labios, etc. Es importante que después de manipularlos nos lavemos muy bien las manos!
En el caso de accidentalmente tocarnos por ej, la nariz, sentiremos un ardor/fuego que con el paso de los minutos se irá yendo. Si nos mojamos la cara probablemente se esparza y sea peor. Así que a relajarse y tomarlo con tranquilildad. Si en cambio, nos tocamos accidentalmente los ojos, recomiendo ver a un médico.

Seguir leyendo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *